Chile, el “oasis” en medio de las movilizaciones que sacuden Latinoamérica, se tambalea.

El intento de elevar el precio del transporte público ha servido como detonante de una situación de decadencia política y creciente desigualdad social gestada durante décadas, desde y tras la dictadura fascista.

La patronal chilena ha alardeado continuamente del crecimiento económico de los últimos tiempos, pero este solo se ha dado en sus beneficios particulares, mientras los trabajadores y el resto de sectores populares han soportado el más crudo capitalismo neoliberal. La falta de servicios básicos, la corrupción o el paro, son solo algunas de las realidades diarias que se suceden en Chile mientras su oligarquía explota el país.

Ahora, el gobierno del multimillonario Sebastián Piñera, quien legitimó al fascista Pinochet en su día, se ha expuesto como un garante servil de la élite dominante, desplegando el ejército contra los manifestantes y comenzando una ola de represión selectiva, que alcanza al menos veinte muertos y miles de heridos.

Esta represión, con estado de excepción incluido, no ha impedido que se haya forzado la dimisión de la mayoría de ministros, ni el anuncio de retirada de la subida del precio del transporte, tras las continuas marchas masivas que se suceden desde hace semanas.

Sin embargo, la única alternativa posible sigue siendo acabar con este y todos aquellos gobiernos que mantienen en el poder a los enemigos del progreso de Chile y su pueblo. Por ello, desde el Frente Obrero España mostramos nuestro apoyo al pueblo chileno en su lucha contra los parásitos que destruyen su futuro, señalando nuestra intención de participar en los próximos actos en solidaridad organizados en toda la península.

 

30 de octubre de 2019

Comité Pro-Frente Obrero España

 

 

¡Contacta con nosotros!

Web

Instagram

Facebook

Twitter

Formación Obrera