frente obrero castilla y león

Sobre el circo electoral en Castilla y León

Las elecciones en Castilla y León han vuelto a demostrar lo que significa la política para los partidos del sistema. Un PP a la desesperada convocó elecciones para no tener que contar ni con Ciudadanos ni con Vox, solo porque las encuestas le daban una posible mayoría, sin importar lo más mínimo los problemas de la clase trabajadora.

No han estado presentes los problemas de los obreros que son estructurales. La campaña electoral se centra en polémicas como la de las macrogranjas, convertidas en shows mediáticos del día a día entre los distintos candidatos. Se les da a votar a los castellanoleoneses más de lo mismo. El hartazgo se ha reflejado en la abstención y en la perdida de votos, especialmente de los partidos del gobierno de coalición. El crecimiento de Vox explotando el populismo y el nacionalismo exacerbado será capaz de mantener vivo el gobierno de Mañueco que representa la corrupción política.

Se vuelven a mostrar los intereses de un sistema nada preocupado por frenar la carestía de la vida, el desempleo crónico en la región y el abandono. Nadie habla de la importancia de la reindustrialización, del atraso del campo respecto a la ciudad que impide que la clase trabajadora pueda tener un trabajo y un proyecto de vida. La España vaciada sigue siendo un problema que nadie aborda, y los Partidos regionalistas que van saliendo son copados por Ciudadanos, que es un barco a la deriva, y únicamente se centran en exigir reformas que no van a la raíz del problema sin contradecir ni una coma del programa establecido por la oligarquía y sumándose al circo electoral.

Ninguna formación política ha sido capaz de plantar cara y dar una alternativa a esto. Cada vez más se demuestra el agotamiento del posmodernismo ideológico que ya no representa ni una aspiración de cambio de turno para los trabajadores.
Podemos, y su discurso completamente vacío y posmoderno se retroalimenta con el nacionalismo y el populismo de Vox, provocando la subida de este partido. Pero, en esencia, el poder sigue repartiéndose entre el PP y el PSOE.

El Frente Obrero tomó la decisión de no concurrir a las elecciones porque se encuentra en un proceso de crecimiento y de fortalecimiento. En su lugar, hemos aprovechado este momento político para construir Juntas en Castilla y León, afianzándonos aún más en varias provincias de la región, pronto anunciaremos presentación en todas ellas. Durante estos meses venimos reforzando el trabajo de agitación y propaganda y participando de las luchas obreras existentes.

Somos la alternativa obrera y patriótica en este país. El único partido que representa a los trabajadores.

No hay Comentarios recientes

Comentario

A %d blogueros les gusta esto: