Queremos hacer público el nacimiento de la sección Juvenil del Comité pro-Frente Obrero cuyas organizaciones fundadoras son Juventud Combativa, Estudiantes en Lucha y la Juventud Marxista-Leninista (Reconstrucción Comunista).

La juventud obrera debe ser la primera fila de lucha frente al gobierno y los ataques de empresarios y banqueros. La combatividad frente al crudo poder del empresario en el puesto de trabajo, el gobierno y sus aparatos policiales, las direcciones universitarias vendidas al gran capital y la de los institutos que generan un ejército de pobres en los barrios obreros es la lucha de clases. Organizar aquel enfrentamiento concreto que avance a los obreros e hijos de obrero hacia sus intereses por unas mejores condiciones de vida y sus intereses políticos por tener la capacidad de decidir su futuro en los centros de estudio y de trabajo de los barrios obreros.

Hacemos un llamamiento a la juventud revolucionaria a unirse entorno a estos puntos provisionales:

1. Derrocamiento de la monarquía. Salida de la Unión Europea, la OTAN y expulsión de todos los agentes imperialistas del país, comenzando con las bases de la OTAN y Gibraltar.

2. Establecimiento de la República federal, popular encaminada al socialismo.

3. Industrialización del país y nacionalización de los sectores estratégicos.

4. Reforma agraria basada en la expropiación a los grandes terratenientes.

5. Finalización del imperialismo español. Se solucionará la cuestión de Canarias, Ceuta y Melilla, y se colaborará activamente en la resolución del problema del Sáhara.

6. Amnistía política para todos los presos políticos.

7. Apuesta firme por la resolución del problema de la cuestión nacional mediante el derecho a la autodeterminación y la apuesta por una España que sea una unión voluntaria de pueblos.

Nos queremos situar lejos de las etiquetas y la charlatanería que nos tiene acostumbrada la izquierda posmoderna y acomplejada de la clase social a la que pertenece e incluso del propio país en el que vive. Tan solo aquellos sobornados por las élites de este país, los que nunca les ha faltado de nada y han vivido de llevar la reforma, la igualdad y el cambio en la boca, pueden estar interesados en las medias verdades, promesas vacías y la corrección política porque le sirve para encauzar nuestra rabia en los parlamentos, los sindicatos al servicio del estado y la legalidad vigente que perpetúa la desigualdad e injusticia.

Nosotros no renunciamos a llamar a los obreros por su nombre y a los explotadores por el suyo. No nos avergonzamos de vivir en España, estamos orgullosos de esa clase obrera que la habita y la construye con la riqueza que genera su trabajo, que ondea la republicana con una estrella roja. Frente a la España monárquica, oscura y reaccionaria de la incultura y el parasitismo se encuentra la España republicana, del progreso, la cultura y el trabajo.

La decadencia del orden establecido ha puesto en alerta a los perros de presa de la reacción ha resucitado con más fuerza que nunca el peligro de la bestia fascista. ¡Pongamos fin al movimiento juvenil antifascista de la marginalidad! Un movimiento antifascista gobernado por hacer norma la desorganización, el apoliticismo, la posmodernidad, el tribu-urbanismo. Solo la defensa de una España Obrera y popular puede combatir frente a la España del terror.

Hacemos un llamamiento a todas aquellas organizaciones y personas que coincidan en lo fundamental de este proyecto a sumarse y aportar contactando con juventud.pro.frenteobrero@gmail.com o a través de nuestras redes sociales. Una unidad popular y no de siglas.

Dejemos de resistir, ¡Organicemos nuestra rabia!
¡Tomemos el cielo por asalto!