Una fuga de amoníaco en la Pobla Mafumet (Tarragona) se ha cobrado ayer por la mañana la vida de un trabajador, además de 15 heridos de los cuales uno se encuentra en estado crítico.

Una vez más un accidente laboral, causado por las negligentes medidas de seguridad a la que nos someten (en este caso queda señalada la empresa Carburos Metálicos), deja claro que los obreros somos tratados como meras máquinas de producir cuya seguridad queda en un segundo plano, que nuestra función es engordar las cuentas de grandes empresarios para poder mantener en muchos casos un nivel de vida miserable, aunque sea a costa de nuestra propia salud.

Somos los trabajadores quienes cada día nos vemos expuestos a múltiples riesgos porque a la empresa no le conviene invertir en proteger nuestra integridad, porque si un accidente nos incapacita o nos mata va a haber muchos más que asumirán ese empleo.

La empresa Carburos Metálicos se ha intentado lavar la cara manifestando su tristeza mediáticamente y excusándose en jornadas por la seguridad laboral realizadas en los pasados meses, pero la realidad es que si se hubiese invertido en medidas de seguridad y realmente esta fuese una preocupación de la empresa, hoy no tendríamos que lamentar esta muerte ni las consecuencias sufridas por los demás compañeros

Para más información sobre el Frente Obrero, ¡Contacta con nosotros!

Fuente foto