El Banco Obrero es una organización solidaria, no caritativa sino autogestionada, con más de cuatro años de trabajo, recogiendo y repartiendo alimentos y productos básicos para las familias de clase trabajadora. A día de hoy tenemos presencia en diferentes ciudades y pueblos del estado, realizando en un trabajo barrial, obrero y solidario.
Nuestra asociación la componen las propias familias, participando en ese trabajo solidario que realizamos con la intención de no depender de las subvenciones, o de organismos que lo único que quieren es lucrarse con la mendicidad que otorgan. Nuestra máxima es recibir según lo aportado, fomentar el trabajo colectivo y autoorganizarnos al margen del asistencialismo y la caridad, tomando el control de nuestras vidas y defendiendo nuestros intereses como trabajadores.
La pasada semana de julio realizamos una campaña a nivel nacional en la que trabajando con el pequeño comercio denunciamos la situación de abandono y ruina que afrontan estos establecimientos minoristas y las familias que los sustentan. En este sentido vemos como las grandes superficies monopolísticas se vuelven más poderosas, absorbiendo el mercado y haciendo que miles de pequeños comercios se vean abocados a la desaparición por no poder competir contra gigantescas corporaciones.
Ante esto como Banco Obrero, junto a las asociaciones de vecinos de nuestros pueblos y ciudades, hemos salido una vez más a la calle a impulsar la solidaridad obrera y el apoyo al pequeño comercio tradicional contra las grandes empresas, con el que contamos para crear redes estables de solidaridad para la clase obrera.
El triunfo de la semana solidaria, que ha concentrado un gran número de actividades por todo el estado en tan pocos días ha sido todo un éxito, se ha visto especialmente en las actividades culturales y deportivas en la Casa del Pueblo de ciudades como Madrid, Barcelona o Valencia. El apoyo decidido de los vecinos y de los pequeños establecimientos de los barrios obreros durante toda la campaña, o la llegada de decenas de nuevas familias a los grupos del Banco Obrero son reflejo de un proyecto que avanza sin freno. Hemos logrado que el saldo de la campaña supere los 10.000 kilos de alimentos, que serán repartidos por nuestras despensas solidarias y servirán para dar un apoyo esencial a todas las familias trabajadoras que forman parte de este proyecto.

¡Solo el pueblo salva al pueblo!

Fuente: LaSexta

 

¡Contacta con nosotros!

Afíliate

Instagram

Facebook

Twitter

Formación Obrera