Este sábado 22 de septiembre, el barrio de Manoteras amaneció una vez más con la situación en la que se lleva encontrando durante años: decadencia, suciedad, escombros en las calles y desidia por parte de las instituciones. Pero desde el Banco Obrero nos comprometimos a mantener los barrios de familias trabajadoras limpios, ya que el Ayuntamiento solo se centra en cuidar los barrios de las personas adineradas, ignorando completamente a los trabajadores. Por ello, ese sábado se organizó una limpieza de barrio en la que jóvenes y vecinos se esforzaron por mejorar el nivel de vida de sus barrios.
¡Ante el abandono del Estado, vecinos organizados!