Hoy, 6 de diciembre, día de la Constitución española, casi un millar de personas hemos salido a la calle bajo la bandera del Frente Obrero, para reivindicar la lucha del pueblo trabajador por una República de los trabajadores, por una España Obrera y Popular.

A lo largo de los años han intentado convencernos de que la Constitución fue un gran paso para la democracia española. Pero nosotros no olvidamos la sangre derramada, no olvidamos la monarquía impuesta por Franco, no olvidamos que la misma oligarquía que en su día apoyó el fascismo, es la misma que redactó la Constituciòn con el objetivo de defender sus intereses, de mantener la explotación de nuestra clase.

La Constitución fue impulsada por los mismos grandes empresarios y banqueros, oligarcas financieros que se enriquecen con nuestra miseria, y que como ya hicieron durante el franquismo, utilizan la ley y el Estado para defender sus privilegios. No podemos hablar de democracia en este país, cuando son ellos quienes deciden sobre nuestro futuro y nos arrebatan todo lo que tenemos.

Pero nosotros, como ya hemos dejado claro numerosas veces, no nos conformamos con ir a dos manifestaciones al año, para nosotros la lucha por la República Popular y Federal es algo diario, es una lucha codo con codo con nuestra clase, basada en hechos.

Hartos de una izquierda progre y acomplejada que reduce la lucha por la república a una simple formalidad, a llevar una banderita o hacer referendums, nosotros apostamos por un movimiento popular realmente revolucionario, patriótico, que dé una respuesta de raíz a los problemas del pueblo trabajador de España y ponga el poder en sus manos.

¡POR LA REPÚBLICA DE LOS TRABAJADORES! ¡POR LA ESPAÑA OBRERA Y POPULAR!