Desde el Comité pro-Frente Obrero queremos denunciar el ERE de extinción que los trabajadores de la Naval están sufriendo con el beneplácito del Gobierno vasco y español. Los astilleros no son ajenos a esta lacra que es el capitalismo y hemos visto como los sucesivos gobiernos durante años se han dedicado a privatizar y a arruinar a este vital sector. Han preparado grandes negocios a cambio de un trozo del pastel, primero con la privatización y ahora con el despido de la actual plantilla, despido que facilitará la incorporación de una nueva plantilla con aún peores condiciones laborales y que dará mayor beneficio al futuro inversor.

Mientras los responsables de este desastre se han llenado los bolsillos y no han respondido de ninguna manera por su ineptitud, los que se han visto forzados al paro y a la miseria son los trabajadores de todo este sector. La Naval y su plantilla son el último gran astillero que sigue con vida a día de hoy, industria indispensable para nuestro país, la cual se encuentra en peligro actualmente por las ansias de enriquecerse de los capitalistas.

Ante esta situación, los trabajadores de la Naval están en pie de lucha. Saben que el astillero es perfectamente viable si los gobiernos entran a apoyar este sector vital. Pero como ya sabemos las mejoras no se piden, ni se mendigan, sino que se arrancan, se han de ganar en las calles.

El Comité pro-Frente Obrero se ha puesto desde el principio a disposición de estos trabajadores como organización obrera que aspira a aglutinar todos los decisivos combates de nuestra clase que sembrarán nuestras futuras victorias. En este caso venimos a exigir al Gobierno vasco y al Gobierno español la nacionalización de este sector vital de la industria, exigencia que defenderemos hasta el final, hasta que cada miembro de esta plantilla vuelva a su puesto de trabajo. No cederemos, pondremos en ello todas las fuerzas de las que disponemos para que los primeros en ceder sean ellos.

¡No al cierre de la Naval!

¡Viva la lucha de la clase obrera!

¡La Naval hacia el Frente Obrero!