El 23 de mayo, salimos a apoyar las reivindicaciones de los trabajadores de residencias que llevan semanas de lucha por unas condiciones más dignas. La precaria situación a la que se les empuja no sólo afecta a la vida de los trabajadores, repercute también en las personas residentes que dependen de sus cuidados.

Desde el Frente Obrero apostamos por la organización de los trabajadores  frente a los abusos de las empresas y la pasividad de las instituciones por atajar los problemas reales de los trabajadores.

¡La presión popular es el arma que tenemos para conquistar un convenio mejor!

Contacta con nosotros para más información.

¡Viva la lucha de los trabajadores de residencias!

¡Viva el frente obrero!