Somos la lucha contra el sistema y contra aquellos que lo defienden. La izquierda revolucionaria que lucha contra la reacción y contra la corrección política de esa izquierda progre y acomplejada. Atacamos la raíz del problema y no entendemos de parches. Somos gente de principios antes que de siglas y de modas.

No confiamos en la política de aquellos que dicen representarnos: los políticos corruptos vendidos al empresario de turno. Trabajamos a diario por una política real que nazca de la clase obrera organizada en centros de trabajo, en los barrios y en centros de estudio. Es nuestra única manera de entender la política.

Por eso, mientras su política ha girado en torno al 28 de abril, la nuestra gira hacia el 1° de mayo. Porque no entendemos la política como una herramienta para sacar votos y sillones en el parlamento. Entendemos la política como la lucha de los trabajadores por nuestros derechos, por aquello que nos pertenece.

Y si hoy no existe en España una organización que pueda defender esto dentro y fuera del parlamento, daremos un paso adelante para ser nosotros quienes la creemos. Y así nace el Comité pro-Frente Obrero, en la batalla por dar a los trabajadores esa herramienta de lucha y no de pacto, de participación y no de pasividad ante la situación actual.

 

Construyamos el Frente Obrero