El 14 de octubre se celebró en el Ateneo de Madrid la presentación y creación del comité pro-Frente Obrero en España. Más de 300 personas acudieron a un acto que, sin lugar a dudas, ha reflejado la necesidad tan palpable de una política diferente para nuestra clase, la clase trabajadora, algo que el movimiento obrero español echaba en falta desde hace décadas.

A través de distintas ponencias, y entre aplausos y cánticos de los asistentes, numerosas organizaciones llamaron a la formación del Frente Obrero en nuestro país, haciendo hincapié en los distintos ámbitos de nuestra lucha, y todo lo que deja de desear la actual “izquierda” acomplejada, incapaz de plantar cara al Estado y de organizar a la clase obrera para la toma del poder.

Intervinieron en esta presentación organizaciones como el Banco Obrero, el cual lleva años formando despensas solidarias de alimentos en los barrios, así como involucrándose en el ámbito de la vivienda como el del trabajo, para ofrecer una salida real a la clase trabajadora en una situación precaria.

Por otro lado el Frente Republicano recalcó la necesidad de un movimiento por la república ligado a la clase obrera, a las luchas actuales dentro de país, sin depender de promesas electorales y sectarismos que no van a ningún lado, que supere el “memorialismo” que reduce la memoria histórica a algo sectario y marginal.

Hablaron en nombre del ámbito juvenil, Juventud Combativa, Estudiantes en Lucha y la juventud del PML (RC), recalcando que a pesar de la alienacion politica mayoritaria dentro de la juventud, esa mayoría de jóvenes explotados necesitan de la organización revolucionaria alejada del ocio destructivo y el posmodernismo acomplejado de la izquierda actual para lanzar a la juventud a las primeras filas de la lucha de clases.

Por último, tomó la palabra Roberto Vaquero, Secretario General del PML (RC), hablando sobre el juicio que sufre el Partido por ser consecuentes con el internacionalismo proletario, que daba comienzo esta misma semana en la Audiencia Nacional.

El fundamento de esta represión dice ser la marcha de dos de sus militantes a combatir el DAESH de la mano de las brigadas internacionales a favor del pueblo kurdo. Por combatir el fascismo que claramente caracteriza al Estado Islámico, los acusados tiene peticiones de cárcel que llegan hasta los nueve años mientras vemos cómo diariamente se absuelve a políticos y empresarios corruptos que no hacen más que robar, engañar y perjudicar al pueblo español.

Al margen del propio caso, alentó a la juventud, a las familias del Banco Obrero, a aquellos que luchan por la República Popular y Federal, por transformar la realidad, por el poder obrero; a continuar pase lo que pase, caiga quien caiga, por el futuro histórico de nuestra clase y de nuestro país.

Lo que quedó claro es que tanto en la lucha contra la represión, la explotación y la miseria a la que nos somete la oligarquía financera de este país, existe la necesidad palpable de un frente único que coordine y aglutine todas las luchas de la clase obrera.

Sin medias tintas ni complejos, porque no somos simples testigos, estamos haciendo la historia de nuestro país.